Reseña: Gabriela Exilart

por la sangre derramada portada

Penguin Random House Grupo Editorial. Plaza Janés 2016. Buenos Aires, Argentina

Por la sangre derramada

Argumento:

Corre el año 1920. La crisis ha hecho caer estrepitosamente el precio de la lana, al tiempo que los peones reclaman por sus derechos. Desde el gobierno central el presidente Yrigoyen intenta poner paños fríos a la explosiva situación, pero la información le llega distorsionada y miles de huelguistas terminan fusilados y arrastrados a fosas comunes.

Iorwerth Awstin, descendiente de los primeros colonos galeses, ha comprado un establecimiento ovino que se viene a pique. Allí conoce a Julia, la nieta del dueño anterior, una joven salvaje que lleva la orfandad tallada a fuego en su corazón y que anhela conocer el amor. Con un pasado oscuro, una enorme culpa sobre sus espaldas y una familia azotada por los infortunios, Iorwerth debe afrontar los hechos de violencia que se expanden por la región y, también, resistirse a la tormentosa atracción que siente por la muchacha. Y un día Julia encuentra un diario que desnuda una tremenda verdad que él se niega a revelarle.

Fiel a los hechos que rodearon a uno de los sucesos más luctuosos de la historia argentina, la autora vuelve a sorprender con una novela que combina la pasión más ardiente con la mejor literatura.

Mi opinión personal:

De verdad, Gabriela Exilart es una de las autoras que nunca deja de sorprenderme con cada una de sus novelas. Tiene una prosa delicada para contar historias, y es muy minuciosa y detallista con el contexto histórico y los personajes. Entrelazando la historia argentina, los personajes de la vida real con aquellos surgidos de la pluma.

No quería dejar pasar la oportunidad de recomendar esta nueva novela de Gabriela, porque ya había leído el resto de sus obras y siempre quedo maravillada. Disfruto mucho de leer sus historias, de conocer fragmentos de la historia de un país en construcción a través de una buena novela histórica.

Los que leen mi blog deben saber que no me gusta poner puntajes a las recomendaciones ni tampoco ennumerar o colocar en un podio a tal o cual autora, y ésta vez tampoco lo voy a hacer, pero creo que Gabriela Exilart ya se ganó un lugar entre los grandes nombres de la literatura romántico-histórica de la Argentina.

No sólo porque sabe tejer una historia de amor, enmarcada siempre en un contexto histórico del que poco se sabe sino porque consigue atraparte con la lectura y hacer que sea imposible soltar el libro hasta la última página.

En esta novela, la autora se mete de lleno en la inmigración galesa en la patagonia argentina, en los años de 1920. Cuenta la historia de Iorwerth Awstin y de Julia Montero, él uno de los primeros descendientes de colonos galeses y ella, la nieta de un estanciero de la región, venido a menos por la crisis que se ve en la urgencia de desprenderse de sus poseciones para sobrevivir. Además, no puedo dejar de hacer mención a un personaje secundario, el tehuelche Kaukel, un indio de la región con más coraje y valentía que, después de tanto sufrir y ver sufrir a los suyos, acaba haciendo el recorrido junto a los protagonistas en la búsqueda de la paz y el amor que están al final del camino.

Las peripecias que sufren ambos por esta causa y por las continuas revueltas anarquistas de la época van a hacer de esta novela una nueva gran apuesta del género.