Después de Lo que el viento se llevó, Titanic…

Titanic, es a mi parecer, la película más hermosa y romántica de la historia del cine desde Lo que el viento se llevó. La historia del hundimiento del barco más grande del mundo, allí donde los personajes de Jack Dawson (Leonardo Dicaprio) y Rose Dewitte-Bukater (Kate Winslet) se conocen y se enamoran, aún a pesar de las diferencias sociales, y deciden estar juntos hasta el final, con el tan romántico lema de “Si tú saltas, yo salto”.

A dos días del Día de San Valentín, me pongo nostálgica y romántica y empiezo a recordar las escenas del cine que más me hicieron erizar la piel. La primera de todas es aquella donde Kate Winslet se encuentra segura en un bote salvavidas, pudiendo escapar de la tragedia, pero su mirada se cruza con la de Leonardo Dicaprio y no duda en darse cuenta que no podría seguir viviendo si él no pudiera salir de allí y prefiere quedarse a su lado hasta el final.

Ahí es cuando salta del bote de regreso al Titanic y lo dice: “Si tú saltas, yo salto”. ¿Cuántas personas estaríamos dispuestas a hacer un sacrificio como ese? ¿Cómo saber si en una situación dramática de ese tipo, llegaríamos a ese extremo por el hombre que amamos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s