Belgrano: una sencilla impresión

Por hoy voy a dejar esta seguidilla de recomendaciones de las escritoras que más influenciaron para que decidiera convertirme en escritora. Esta vez voy a hablar de una película histórica, no sé si había dicho en alguna entrada  que me fascinan y me obsesionan las películas históricas sobre la historia del Río de la Plata.

El viernes me hice una escapada a la feria del libro de Buenos Aires. Sé que debería hablar más de la feria, el evento y los libros que se presentan, pero yo fui especialmente para ver la proyección de la película Belgrano, una coproducción de La TV pública argentina, el canal cultural Encuentro y Juan José Campanella.

Una película realizada el año pasado con el fin de celebrar el Bicentenario de la Revolución de Mayo de 1810, y que se centra en los últimos diez años de vida del creador de la Bandera Argentina, el general Manuel Belgrano. No pretendo hacer acá un análisis minucioso y detallado de tipo histórico sobre la película, porque la verdad tengo que confesar que en este momento no estoy tan inmersa en esa parte de la historia para hacerlo, lo que sí quiero hacer es dejar una impresión acerca de la película.

Sinopsis: (obtenida de la página oficial de la película)

En 1810 Manuel Belgrano cree que es posible reemplazar la autoridad Real (la de Fernando VII prisionero de las tropas napoleónicas) por la de una comunidad de hombres virtuosos que, identificados con la Patria, interpreten con fluidez al Pueblo. Esta convicción guía la práctica política y militar de Belgrano, que lo muestra animado y confiado.

Luego llegarán las batallas ganadas, las derrotas, el desencanto, la indisciplina y el replanteo permanente de sus fuerzas y de sus aptitudes para continuar con la gesta. El telefilme cuenta cómo la vida de Belgrano queda rezagada a su vida pública y cómo su virtud patriótica lo obligó a postergar lo privado, sinónimo de pasión individual. Por eso sus amores ocuparon un segundo lugar, recatado, un tando invisible a los ojos de los demás.

Aquí estoy, finalmente, dos días hace que vi la película sobre Manuel Belgrano y ya estoy un poco obsesionada leyendo sobre las guerras de la independencia.

La verdad que la película no colmó mis expectativas. Siempre es lo mismo cuando se trata de una novela o película histórica sobre la historia de mi país; empiezo a pensar y pensar antes de verla acerca de todo lo que me gustaría que cuente y muestre y acabo desilusionada. En este caso, no me pasó eso. En parte, me gustó la película y me gustó mucho la interpretación que hace el actor Pablo Rago del general Manuel Belgrano.

 “La guerra ha sido así desde que el mundo es mundo. La guerra no se puede cambiar, general”. 

“Entonces cambiaremos el mundo”, retruca Belgrano con decisión.

Cierto es que la película tiene una estructura dramática bien definida, la lucha de Belgrano por el país que sueña formar, los ideales que lo obligan a dejar de lado su vida personal para concentrarse en la revolución, incluso hasta una lucha interna consigo mismo donde, en el ocaso de su vida,desganado, enfermo y abatido, se replantea y discute con el Belgrano de la juventud en el pasado acerca de la utilidad o no de haber renunciado a todo por la revolución y haberse quedado con las manos vacías y en absoluta soledad.

Sólo hay dos cosas que me molestaron un poco de la película. La primera, resultó ser la interpretación de María Josefa Ezcurra, la amante de Belgrano. María Josefa era una mujer casada, de alcurnia, pero con la libertad de una viuda, pues su marido, disconforme con la revolución, se había marchado de regreso a España. Ella, enamorada del apuesto general, lo siguió hasta Tucumán con el Ejército del Norte, valentía que tuvo para hacer semejante cosa en contra de las normas sociales, pero que no llegó a tener para reconocer al hijo de ambos que luego sería adoptado por su hermana Encarnación Ezcurra y Juan Manuel de Rosas, bautizado como Pedro Rosas y Belgrano.

Entiendo que María Josefa debió ser una mujer de temple y voluntad inquebrantable, pero me hizo mucho ruido en la cabeza el vocabulario que usaba en la película; expresiones demasiado fuera de lugar para la época y el lugar que tenían las mujeres por aquel entonces.

Otra cosa que no me gustó mucho de la película fue la escena con el tan mentado encuentro entre Manuel Belgrano y el General José de San Martín. El 20 de Enero de 1814, en Yatasto, San Martín había llegado para preparar el nuevo ejército del Norte y reemplazar a Belgrano, el héroe que había caído en desgracia después de varias derrotas.

Lo cierto es que yo quiero creer que Belgrano y San Martín pudieron hablar de la revolución, de las estrategias militares y los asuntos de Buenos Aires, pero en la película sólo hablaron banalidades, temas superficiales como las mujeres, remedios caseros y sus achaques por el tiempo y las enfermedades. Me hubiera gustado ver un poco más de seriedad y compromiso en una escena imaginada por muchos.

En conclusión, es una película que cuenta con una gran producción y que, a través de las licencias que permite la ficción, nos muestra un Belgrano, idealista, vulnerable, dispuesto a dejar la vida misma en la gesta revolucionaria.

Ahora sí puede empezar una obsesión, pues ya estoy con ganas de leer biografías y relatos acerca de esos años y escribir algo al respecto. Incluso, confieso que ya me anda dando vueltas en la cabeza una novela histórica alusiva a las guerras de la independencia. Voy a diagramar un poco la historia, los personajes y escribir algunas paginas para exorcizar la ansiedad que llevo dentro y más adelante, cuando pueda ocuparme a fondo, la desarrollaré bien.

En tanto, les dejo una foto que me causa un poquito de impresión. ¿No es sorprendente el parecido que lograron infundirle a Pablo Rago con el general? Creo que ahora va a ser difícil imaginarlo de otra manera. Talentoso como en todo lo que hace, el actor supo captar la personalidad del creador de la bandera argentina a la perfección.

About these ads

6 comentarios en “Belgrano: una sencilla impresión

  1. ESTE VERANO ,EN CORDOBA ,LEI LAS BATALLAS SECRETAS DE BELGRANO..Y ME ENAMORE DEL GENERAL..
    VALORE SU SACRIFICIO,SU ENTREGA …Y COMO SIN SABER NADA DE NADA DE LA GUERRA Y SUA RTE SE ENTREGO A SU GRAN AMOR..LA PATRIA
    UNA AUTORA QUE ME CONTAGIO SU AMOR Y TAMBIEN LA PASION POR EL MEDICO REDHEAD ,ESA FUE MERCEDES GIUFFRE
    REDHEAD DESPUES DE LA MUERTE DE BELGRANO SIRVIO A GÜEMES…Y SE QUEDO EN SALTA…
    QUEIRO VER LA PELICULA…QUE PENA HABER ESTADO TAN PROXIMAS ESE DIA EN LA FERIA…
    OTRA VEZ NOS ENCONTRAMOS
    BESOS
    P.D PABLO RAGO TIENE TODO MI RESPETO COMO ACTOR DESPUES DE “VIENTOS DE ESPERANZA” COMO ME HACIA LLORAR CON SU PERSONAJE…

  2. ¡Qué diferente hubiera sido la historia de nuestro querido país si hubiésemos seguido las ideas de Belgrano!
    Creo que con las películas casi siempre ocurre así, y uno se siente desilucionado o con las expectativas no colmadas por la diferencia entre lo que imagina que va a ver en una película y lo que realmente ve.
    Quizás el error está en poner expectativas personales antes de ver la película.
    De todos modos, creo firmemente que si una película como ésta de la historia de nuestro país sirve para despertarnos la curiosidad sobre la misma (desgraciadamente tan poco conocida por la mayoría de los argentinos), entonces se justifica que ésa película haya sido hecha.

  3. con respecto a las escenas que no te gustaron, ellos eran personas normales, hombre comunes con grandes ideales, mucho coraje y sobre todo mucha conviccion!! a la historia le conviene idealizarlos para que las generaciones futuras crean que no pueden ser como ellos, para que no intenten cambiar sus realidades como ellos lo hicieron, obviamente adecuandose a los tiempos historicos en los que vivimos…..es mi humilde opinion!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s